deporte infantil

El síndrome del padre-entrenador [the coaching parent syndrome]

La iniciación al deporte sería muy difícil sin la implicación personal, de manera muy activa, de los padres. La asistencia de los niños a los entrenamientos, a menudo obliga a que los padres se impliquen en los desplazamientos, coordinar horarios con otras actividades cotidianas, etc.Algunsopadres se pueden implicar en mayor medida que otros. Los entrenadores deben reconocer que el papel de los padres es fundamental. Sin embargo, hay más cosas que analizar.

¿Son tan malos los padres?

No es necesario dar por sentado el tono general de muchos artículos sobre padres y violencia infantil que dan una impresión de pesimista; se tiende a señalar a los padres como culpables de los males que tienen lugar en el ámbito del deporte infantil pero hay múltiples aspectos positivos.