Uno de los grandes boxeadores españoles, defendiendo un título internacional, mientras que se vendaba las manos empezó a darle vueltas al combate y por los motivos que fueran, entró en una espiral de autodiálogo poco productivo. Llegó el momento en el que cada vez estaba más tenso, blanco y dijo al entrenador, “maestro, no puedo,(…)