Deporte Infantil

¡¡¡A sufrir también se aprende!!!

Uno de los objetivos prioritarios en el deporte infantil, debe ser ayudar a que los jugadores desarrollen su capacidad de sufrimiento y su fortaleza mental, de tal forma que les permita superar las situaciones más exigentes del entrenamiento y la competición.  Para lograrlo padres y entrenadores deben trabajar conjuntamente, ayudándoles a que adquieran un verdadero(…)

“El Fútbol: Una Poderosa Herramienta Educativa”

“El Fútbol: Una Poderosa Herramienta Educativa”

“El deporte es uno de los instrumentos más poderosos” Hoy en día se considera que el deporte es uno de los instrumentos más poderosos en el proceso formativo de los niños y adolescentes, contribuyendo en gran medida al buen desarrollo físico, psicológico y social, que los prepara para enfrentarse eficazmente, ahora como niños y en el futuro(…)

Juguetes Rotos

Juguetes Rotos

Muchos deportistas jóvenes no llegan a desarrollar todo su potencial por la ausencia de una planificación adecuada de su progresión como deportistas y como personas. Esta falta de previsión provoca que veamos numerosos casos de jóvenes talentos que apuntaban un futuro prometedor  y que abandonan prematuramente, no por falta de cualidades sino porque su entorno(…)

Gestión del éxito y del fracaso

Como ya explicamos en otros artículos, una de las tareas más difíciles que se le plantea al  entrenador de deportistas jóvenes, es que aprendan a aceptar los éxitos y los fracasos en los partidos como parte de su proceso de aprendizaje y formación como futbolistas. Esta misión se hace mucho más complicada con equipos que(…)

Padres y entrenadores

El entrenador y los padres de los jugadores de categorías inferiores tienen una gran responsabilidad, ya que de ellos depende en gran medida, que esta actividad deportiva resulte divertida y gratificante a la vez que formativa. Para lograrlo deben tener claro que el objetivo prioritario en estas edades es el aprendizaje, debiendo prevalecer siempre por encima(…)

Castigarlos sin Fútbol

El fútbol como herramienta educativa permite que los niños y adolescentes más rebeldes, impulsivos y con mayores dificultades para seguir las normas, tengan la oportunidad de desarrollar autocontrol, tolerancia a la frustración y no actuar impulsivamente, acatando las reglas y respetando al entrenador, a los compañeros, los rivales y los árbitros, aunque no se esté de acuerdo(…)