Recientemente ha aparecido un interesante artículo en el diario deportivo MARCA explicando el caso de un jugador profesional de fútbol que está siendo atendido periódicamente  a través de Internet para mejorar su rendimiento. Lo interesante de este caso es que muestra que la intervención psicológica puede ser conducida a través las nuevas tecnologías, que este trabajo sirve para ayudar al deportista a mejorar el rendimiento y que, muy imporante, es algo normal. Buena noticia.
An interesting journal article appeared recently in MARCA showing the case of a professional football (soccer) player. This athlete has been assisted periodicaly via Internet in order to improve his performance. Is interesting to see how the counseling can be conduced through new communication technologies, but also the fact that this work can help the athlete to improve the performance. In addition, all this is normal. Good news.

 

Carlos García entrena la mente gracias a un psicólogo ‘on line’

TXABI FERRERO. Almería 20/10/11 – 10:56.
El equilibrio mental también se entrena y Carlos García defiende esta realidad desde el ejemplo. El central es el único jugador del Almería, y uno de los pocos de la categoría, que tiene un psicólogo personal que costea de su bolsillo. El barcelonés trabaja el pre y post partido con técnicas de concentración, activación y visualización que le supervisa Oliver Martínez, psicólogo deportivo catalán, de forma periódica y vía Internet.

Carlos García confiesa que era “muy escéptico y no creía para nada en esta materia”, aunque descubre que siempre “me ha gustado leer libros de inteligencia emocional”. Recuerda que las dos temporadas de Emery al frente del Almería le empezaron a abrir los ojos: “Unai trabaja mucho el tema psicológico y recuerdo que nos escribía frases en el vestuario del tipo “el equipo está por encima de todo”.
Su paso por el Betis, en la 09-10, le cambió de opinión: “Tapia trabajaba con un psicólogo y me gustó su forma de trabajar”. Entró en contacto con Oliver Martínez, quien trabaja con jugadores de Primera y Segunda, y afirma: “Sus consejos me han ayudado y no sólo en momentos de bajón”.

El futbolista pasa consulta con su asesor psicológico, bien de forma telefónica o por Internet, “una vez por semana o dos veces al mes, según mis necesidades”, y puntualiza que no siempre éstas se producen después de una derrota. Defiende la incorporación del psicólogo en los cuadros técnicos de los clubes: “Porque los entrenadores de lo que más saben es de lo futbolístico, pero un especialista puede profundizar más y saber lo que necesita cada jugador y grupo”.

Pero, con todo, el zaguero, uno de los fijos de Alcaraz, no se esconde al asegurar que también hay “un porcentaje de sugestión. Cada cual tiene que evaluar si le funciona. Que venga un psicólogo al Almería, por poner un ejemplo, no significa que vayamos a estar en Primera en diciembre”, concluye.

ir a MARCA.com